CIDH otorga medidas cautelares a Juan Guaidó y su familia

(Washington D.C, 25/01/2019) La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su resolución 1/2019 decide otorgar medidas cautelares al Presidente Encargado Juan Guaidó y a sus familiares, al considerar que se encuentran en una situación  de gravedad y urgencia de riesgo irreparable a sus derechos.

La Comisión notó que Guaidó es actualmente la figura más visible de oposición en un contexto de “gran algidez política y gran convulsión social que ha llevado a la movilización de miles de personas en las calles de Venezuela, donde ya se han producido hechos de violencia”. A causa de ello, la CIDH consideró que los elementos aportados por los solicitantes en el escenario actual demuestran un contexto excepcional de alta tensión en donde habrían sectores políticamente divididos en torno a las actuaciones que han sido realizadas precisamente en relación con la situación de Guaidó.

La CIDH tomó en cuenta que el beneficiario fue objeto de una detención temporal por funcionarios del SEBIN el 13 de enero de 2019. Además, reconoció que de manera inmediata se habrían adoptado medidas para investigar y sancionar a los responsables, pero la detención habría ocurrido en medio de una vía pública a plena luz del día, sin que el beneficiario contara con algún esquema de protección que impidiera que fuera sustraído de su vehículo, ni se conociera su paradero mientras duró la detención.

Según la CIDH, estos eventos reflejan la  vulnerabilidad en que se habría encontrado o podría encontrarse actualmente Juan Guaidó ante la posibilidad de que ocurra un hecho similar, donde sus derechos se habrían encontrado expuestos bajo la custodia de agentes del Estado, en el marco de una actuación que se ha calificado por autoridades de “irregular”. De hecho, sin entrar a realizar consideraciones sobre las motivaciones que habría tenido tal detención, la Comisión consideró que en sí mismo representa especial preocupación que un grupo de agentes del SEBIN hubiesen planificado y logrado la detención del propuesto beneficiario en tales circunstancias. Debido al “perfil” de Guaidó en la actualidad, la Comisión consideró que enfrentaría una mayor situación de vulnerabilidad o riesgo a ser posible blanco de ataques, según los antecedentes analizados y mencionados previamente.

Como resultado, la CIDH  solicitó a las instituciones nacionales de Venezuela que:

  1. Adopte las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal, y garantice la seguridad del señor Juan Gerardo Guaidó y su núcleo familiar de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, incluyendo la protección a sus derechos en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros;
  2. Concertar las medidas a adoptarse con el beneficiario y sus representantes; y
  3.  Informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y así evitar su repetición.

Para leer la resolución ingresa aquí