Informe HRW “El éxodo venezolano. Urge una respuesta migratoria regional ante una crisis migratoria sin precendentes”

(Human Right Watch, 04/09/2018) La organización internacional no gubernamental, Human Rights Watch (HRW), en el marco de la Reunión Técnica Regional sobre Movilidad Humana que está teniendo lugar en la ciudad de Quito, Ecuador, donde alrededor de 12 países discuten los retos que la migración forzada venezolana representa para la región, ha publicado su nuevo informe, títulado “El éxodo venezolano. Urge una respuesta migratoria regional ante una crisis migratoria sin precendentes”.

En el informe HRW asegura que el actual flujo migratorio de venezolanos, a lo cual la organización se refiere como éxodo, ha causado la mayor crisis migratoria en la historia reciente de América Latina, tomando como fuente las cifras proporcionadas por las Naciones Unidas donde se indican que desde 2014 hasta la fecha han partido 2.3 millones de venezolanos, más HRW recuerda que esta cifra no incluye a los venezolanos que han abandonado venezuela en condiciones irregulares.

HRW señala que son muchos los motivos por los cuales los venezolanos están huyendo: escasez severa de alimentos, insumos médicos, medicamentos; a su vez la represión del gobierno ha dado como resultado cientos de detenciones arbitrarias, civiles procesador por tribunales militares, además de torturas y otro tipo de abusos contra las personas detenidas. Todo lo anterior se suma a la hiperiflación y los altos índices de delitos violentos. De acuerdo a HRW, la crítica situación que atraviesa en estos momentos Venezuela, alguno de estos factores por sí solos podría basta para que una persona obtenga la condición de refugiada, mientras que el impacto acumulativo de varios factores podría llevar a un grupo de personas a solicitar el reconocimiento como refugiados. Además, la organización indica de que a pesar de que no todos los venezolanos no cumplen con los “requisitos” para ser considerados como refugiados, el que estos sean retornados a su país de origen enfrentaría grandes dificultades. Los casos que desarrolla el informe son Chile, Ecuador y Perú, donde es obligatorio el ingreso de venezolanos con pasaporte o permisos especiales. Situación por la que HRW llama a los Estados a recordar  que la obtención de pasaportes para los venezolanos es muy difícil y es un proceso que puede demorar hasta 2 años.

La migración forzada de venezolanos es reseñada en el informe como uno de los más grandes retos a los que actualmente deben enfrentarse los países de la región, a lo cual en los últimos 2 años, “muchos de ellos han realizado esfuerzos extraordinarios para acoger a los venezolanos que huyen de la persecución, la violencia y las graves privaciones materiales”, afirma HRW. A  pesar de estos esfuerzos, HRW señala que alguno países han establecido medidas migratorias “duras”, lo que ha hecho aún más difícil paral los venezolanos el regularizar su condición migratoria. Otro aspectos preocupante para la organización son los recientes brotes de xonofobia y la posibilidad de que los ataques puedan incrementarse.

HRW recuerda que en la Declaración de Cartagena resulta relevante para la actual situación de Venezuela, se establece como persona refugiadas, aquella que huyen “de la violación masiva de los derechos humanos u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público”, sobre esto la organización recalca que  Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señaló que estas causas “son las menos aplicadas por los órganos nacionales de adjudicación cuando se determinan las solicitudes de asilo bajo la definición de refugiado de Cartagena. Además HRW resalta un pronunciamiento de una magistrada del Tribunal Supremo  Federal de Brasil, donde decidión incorporar recientemente al derecho interno la definición de la Declaración de Cartagena”, donde se genera una “obligación de protección humanitaria” para con los venezolanos que buscan refugio en Brasil.

A su vez, el informe reseña la declaración de ACNUR donde sostiene que “las circuntancias generales que conducen a la salida de venezolanos podrían estar contempladas en el espíritu de la Declaración de Cartagena” y que son cada vez más los venezolanos que necesitan de protección internacional. A pesar de ello, muchos venezolanos siguen en una situación migratoria irregular, lo cual menoscaba sus posibilidades de acceder a atención médica, escolarizar a sus hijos u obtener permisos de trabajo, circunstancias que los coloca en situaciones vulnerables a la explotación sexual, laboral y la trata de personas.

A su vez, HRW alerta sobre la falta de permisos especiales para personas venezolanas en países del Caribe, los cuales tienen relaciones políticas y económicas con el gobierno venezolano y la mayoría de estos países no cuentas con legislaciones claras sobre las solicitudes de asilo o refugio. Incluso, personas venezolanas reconocidos por ACNUR con condición de asilo político han sido detenidos o deportados a Venezuela.

Ante este escenario Human Rights Watch recomienda

A los gobiernos asistentes:

  1. Crear un regimen regional de protección temporal que le otorgue a todos los venezolanos  estatus legal por un período determinado de tiempo, al menos mientras se evalúan las solicitudes particulares de protección.
  2. Desarrollar un mecanismo regional para distribuir los costos financieros y la recepción de los venezolanos que huyen de su país sobre la base de criterios equitativos de distribución.

A los gobiernos que están aplicando mecanismos migratorios rigurosos:

  1. Considerar si hay medios menos exigentes para verificar la identidad y nacionalidad de los venezolanos que pretenden ingresas al país.
  2. Buscar alternativas a la detención para los solicitantes de asilo, impedir la detención arbitraria y prolongada cuando esta sea aplicada, la cual debe ser el último recurso.
  3. El Reino de los Países Bajos debe asegurar que el trato impartido a los venezolanos tanto en Aruba como en Curazao, sean acordes a las obligaciones internacionales, incluído el principio de no devolución establecida en el Convenio  Europeo de Derechos Humanos.

Generales:

Seguir impulsando estrategias multilaterales para abordar las causas fundamentales que provocan que los venezolanos huyan del país.

Para leer el informe completo ingresa aquí